En el libro de Luís Clemente, Javier García Pelayo comenta; “Se consideró, aunque no seriamente, el título: ‘Hijos del agobio y sobrinos del gusto’”.

Afortunadamente no fue así.

Si te gustó el disco, Saldemar de  Triana Discografia, ha colgado la primera parte en su blog. Que lo disfrutes.

image