Marujita, esa banda formada por un puñado de catalanes y una voz de Bornos, María Benítez, que hace un gazpacho de flamenco, folk, rock andaluz, ritmos latinos y no-sé-cuantas-cosas-más, y a la que conocí a raíz de su actuación en el Festival Lago de Bornos, está de gira este verano llevando su primer disco bajo el brazo. Ocasión para no perdérselos si caen cerca de ti.

Bajo la batuta de Josep Vilagut, guitarrista y productor, la amplia y variopinta banda firma un disco muy interesante que ha captado la atención de la escena musical hispana, tan necesitada de caras nuevas. Amén del instrumental habitual, Marujita emplea mandolinas, dobros, banjos, que imprimen un sello muy especial al sonido, ya de por sí abierto a estilos y cambios de humor. La rumba preside los días alegres, claro está, pero Marujita se atreve con sones más oscuros, denuncias medioambientales, guiños al pobre inmigrante y hasta toques de música disco. Todo vale, todo parece encajar. La piel, los tientos de la araña, la luna y el lorenzo, las luces y las sombras. María, la bornicha, y unos catalanes muy flamencos, listos para comerse el mundo.

Esto no lo digo yo, sino Enrique Alcina en el Diario de Jerez.

image

Ahora mismo estoy visitando su página web (www.marujita.org). En ella se puede escuchar tranquilamente su primer disco enterito (incluso puedes descargarlo gratuitamente, muy bien), además de obtener un buen montón de información sobre el grupo.