Triana - 1975Hace pocos días que un amigo me ha hecho un regalo que no tiene precio (gracias Under, en mi nombre y en el de los que vengan detrás mío).

Como verás por el título se trata de la grabación del grupo Triana en el velódromo de Anoeta de San Sebastián, un día tal como el 9 de agosto de 1979 (aun faltaban muchos actuaciones antes de aquella fatídica fecha del 12 de octubre de 1973 en éste mismo sitio).

No te puedo garantizar al 100% que esos datos sean ciertos, desgraciadamente la grabación vino a palo seco, ni un miserable archivillo de texto que aporte un mínimo de información (quién, cómo, etc… ya sabes)

Tampoco es que sea una grabación para echar a repicar las campanas. La grabación se haría de-aquella-manera. Un DAT en aquellos tiempos no era un grabador, era un milagro, por eso me imagino al fenómeno que lo grabó cargado con su casete phillips y su micro-pepino mono intentando pasar desapercibido (gracias por todo el trabajo, colega, de corazón). La cinta sisea, se producen cortes, el sonido se percibe pobre y lejano, los agudos y graves mejor no mirarlos, de vez en cuando el sonido carraspea, los músicos se equivocan, Jesús se sale de tono en alguna ocasión, los espectadores nos cuentan su vida… y así puedo seguir otro rato.

PERO… (y ahora viene el “pero” que más me gusta) HACÍA TIEMPO NO OÍA ALGO DE TRIANA TAN FRESCO Y TAN AGRADABLE, porque si no te habías dado cuenta, ES UN DIRECTO, y la música en directo tiene esas cosas. La vida es así.

Triana - 1975 Harto de una recopilación tras otra desde hace más de 20 años, escuchando una y otra vez las mismas canciones de estudio con los mismos giros, voces, guitarras, y palillos… ¡como he disfrutado con esta cinta!

¡Qué fantástica la guitarra de Eduardo! (en Tiempo sin saber se supera) ¡Que bueno el solo de Tele! ¡Qué maravilla la voz de Jesús en una canción tras otra! ¡Qué sentimiento despiden sus dedos lentos sobre el teclado! ¡Que trabajazo el del guitarra solista (¿Enrique “Cabeza” Carmona?) y sólo por citar lo primero que se ocurre, porque podría ir hablando de canción en canción y esto sería el cuento de nunca acabar.

Prefiero esta grabación a cualquiera de las chuquicientas recopilaciones que la discográfica ha intentado hacernos tragar, eso seguro. Por eso, si eres un sibarita del sonido no sigas leyendo. Ahora bien, si tienes el oído adiestrado y eres capaz de hacerle olvidar todos esos defecto que te he enumerado y captar  la música que sale volando de tus altavoces, entonces, no te lo pienses. Seguro que disfrutarás tanto como yo.

Aquí lo tienes, en descarga directa:

Triana – Velódromo de Anoeta, San Sebastián, País Vasco – 1979-08-09

/
01  El lago
02  Hijos del agobio
03  Intro
04  Recuerdos de una noche
05  Rumor
06  Señor Troncoso
07 Todo es de color

//
08 Abre la puerta
09  Hasta volver
10  Quiero contarte
11 Sombra y luz
12  Tiempo sin saber
13  Vuelta a la sombra y luz

Calidad: ** (ver esto)
Formato: MP3 128 kbps 😦
Compartido a través del Foro Hijos del Agobio.

Jesús de la Rosa: voz y teclados
Eduardo Rodríguez Rodway: guitarra flamenca
Juan José “Tele” Palacios: percusión
Enrique “Cabeza” Carmona: guitarra eléctrica

Y ya que estamos, aprovecho la ocasión para dar un par de coscorrones (con buena intención) a diestro y siniestro.

Triana - 1975 Imitar los comportamientos de las discográficas puede dañar seriamente tu salud (mental). Asume lo antes posible que esa grabación que tienes guardada jamás te va a reportar rendimiento (sea del tipo que sea). Lo mejor que podrás sacar de ella es la satisfacción de que gracias a ti, un montón de gente estará en algún momento de sus vidas disfrutando de ella. Recuerda que SÓLO SE CONSERVA LO QUE SE DA.

Ten presente también que los artistas a los que grabaste en aquel concierto se merecen los mayores de nuestros respetos, y que el mp3 solo sirve para ser escuchado en aparatos birriosos como teléfonos y demás. No comprimas nunca la música a mp3, wma, ogg, aac…. Hay formatos de compresión Lossless que no producen pérdidas de calidad (más información). El más extendido es Flac, pero cualquiera de ellos es mejor que mp3 o similar. Y si por las circunstancias que sea tienes que hacerlo, conserva los originales sin comprimir, para compartirlos.

Si quieres saber más de la filosofía que hay detrás  de compartir la música, puedes informarte aquí. Es información libre que te hará más libre aún.